Menu

EQUIPO

Mayarino Escobar y
Francisca Galindo

Pastores generales del campo

Cuando conocimos a las familias de Oaxaca, cocinando con madera encima de tres piedras, llagas en la piel debido a los productos agroquímicos, durmiendo encima de cartones sobre el suelo. Tenemos 36 años de ser pastores y nunca vi nada parecido. Nos apasiona ayudar y ser parte de un cambio en sus vidas. Nuestro mayor sueño es ver a los niños convertirse en profesionales, llenos de felicidad y esperanza.
Con la ayuda de voluntarios en el campo hemos hecho un gran equipo, muchas vidas se han cambiado y la comunidad está mucho mejor ahora, pero cada año llegan más familias migrantes y el trabajo continúa.

David Escobar y
Laura Baez

DIRECTORES DEL CAMPO

Cuando tenía 15 años me ofrecí como maestra de niños con la Pastora Francisca, dábamos clases debajo de un árbol, no más que con una pizarra, lápices y pocos libros. La visión era que los niños aprendieran a leer y escribir y conocer a Dios.Ahora soy la directora del Campo de Esperanza, y mi esposo David me apoya en el ministerio. Tenemos una hermosa hija que es mi pequeña misionera, ella me apoya en todo lo que hago. Nuestro sueño es ver a esta comunidad cambiar y ver que los niños y sus familias se transforman, no hay más pobreza, hambre y amargura en ellos.

Jacqueline Saguchi y
Fernanda Carrasco

SUB-DIRECTORES DEL CAMPO

Hace 5 años llegamos a esta congregación involucrándonos poco a poco en las actividades donde Dios restauró muchas cosas en nuestra vida, con el tiempo descubrimos la misión que se tiene en este lugar y empezamos a interesarnos en ella, vimos la necesidad de las personas por llenar vacíos con cosas insaciables, vimos niños con un futuro que no era muy prometedor, pero sobre todo Dios nos hizo ver que Él había depositado en nosotras el poder de hacer que esas personas encuentren lo que un día nosotras encontramos: Esperanza. Queremos ayudar a transformar esa vida en todos sus aspectos a través del poder de Dios, queremos ver a las personas como Dios las mira, con el amor necesario para servirles.

Saúl Madero y
Mireya Robles

Pastores misioneros

En su servicio a Dios actualmente como pastores de la congregación de campo esperanza, han desarrollado un trabajo extenso ya que son encargados de visitar y conocer familias de la comunidad, conocer sobre sus necesidades y buscar la manera de brindarles apoyo. Hermana Mireya es la encargada del comedor comunitario, respaldada por un equipo de cocineras quienes atienden entre 80 y 120 personas diarias.

su apoyo y su trabajo es una gran bendición para campo de esperanza y para la comunidad

Iglesia La Hermosa

Grupo de jóvenes

Los jóvenes han sido un gran apoyo para el ministerio del Campo de Esperanza, y aun siendo estudiantes de tiempo completo también son voluntarios a lo largo de la semana en el campo. Muchos de ellos están creciendo en liderazgo y han escuchado el llamado a misiones en su propio país.

¡Dios los bendiga!

voluntarios

Cocineras

Equipo integrado por mujeres voluntarias que aman el servicio a su comunidad, que buscan servir y ser de bendición a las personas, para así, contribuir a la mejora de este. Se caracterizan por ese corazón noble y servicial.